CCOO se ha sumado finalmente al acuerdo alcanzado por UGT FICA y las patronales del sector, tras la adhesión voluntaria de la práctica totalidad de las personas trabajadoras del sector y el fracaso de la huelga que convocó en solitario.

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT ha ratificado el texto del Convenio Colectivo de la Industria Textil y de la Confección, un articulado idéntico al convenio de eficacia limitada firmado en septiembre por UGT-FICA y las patronales del sector y que ya aseguraba el cobro de 14.000 euros anuales al finalizar la vigencia del convenio, además de incrementos salariales del 2%, el 2% y el 1,8% y el 3% cada uno de los años para los salarios más bajos para cada año de vigencia.

Después de la convocatoria de la huelga general fracasada y la adhesión de más del 85% de los trabajadores y trabajadoras del sector al convenio firmado por UGT-FICA, CCOO ha ratificado el mismo articulado que el firmado en solitario por nuestra Federación el pasado mes de septiembre.

Este convenio, al igual que el ratificado hoy, suponía y supone una mejora de los intereses de todo el colectivo de los trabajadores y trabajadoras ya que no solo consiguió un acuerdo económico con mejoras en incrementos salariales (también una cláusula de revisión salarial y otras mejoras sociolaborales), sino que además, la Comisión Mixta de Interpretación aclaró que la cláusula adicional de interpretación de la subida salarial era de obligado cumplimiento para las empresas.

Por ello UGT-FICA celebra que CCOO haya dejado a un lado sus intereses electorales y demagógicos, priorizando finalmente el de los trabajadores y trabajadoras, al firmar el mismo articulado que ya se acordó en septiembre, con el único añadido de una adicional que más que mejorar el texto inicial, define como se va aplicar la obligación de los 14.000 Euros que a grandes rasgos supone:

  • El pago efectivo de los 14.000€ la patronal lo va a realizar a finales de 2021 (no desde el 1 de enero de 2021, como el otro sindicato se comprometía, tiremos de hemerotecas).
  • Se crea un complemento personal que garantiza individualmente el cobro de los 14.000€ (no de forma colectiva) como CCOO prometía, tiremos de las hemerotecas.
  • Da la oportunidad a la patronal a utilizar el incremento del año 2021 (que no se ha negociado) como elemento para alcanzar los 14.000€.
  • Los 14,000€ no constituyen, (en contra de lo que prometió en su campaña CCOO) el salario base del trabajador. Tiremos de las hemerotecas.
  • No se modifica nada referente al 5º turno, otro de los elementos fundamentales de la campaña de desprestigio (tiremos de hemerotecas) del otro sindicato (donde más afecta es en la Comunidad Valenciana).

UGT-FICA considera que la mejor defensa de los salarios y del empleo digno de los y las trabajadoras del textil se consigue a través de la negociación de un convenio colectivo sectorial que antepone los intereses de los trabajadores a las expectativas electorales que cada sindicato se haya podido marcar y no desde la firma de Convenios o de acuerdos de empresa que algunos casos están por debajo de lo firmado en este convenio sectorial. Desde la Federación apostamos desde el primer momento por los intereses de los trabajadores y las trabajadoras y por ello firmamos en solitario un convenio de eficacia limitada en el mes de septiembre, tras la negativa de CCOO a suscribirlo y ahora ratificado, hemos soportado una campaña de difamaciones e insultos que hoy se ha demostrado que únicamente tenía su base en una estrategia electoral, que ha ido en contra de los intereses de todos los trabajadores y trabajadoras del sector Textil y de la Confección cuando las condiciones firmadas en septiembre Y LAS FIRMADAS AHORA EN SU ARTICULADO SON LAS MISMAS.

Ahora es de esperar que CCOO de Industria explique a los trabajadores y trabajadoras del sector por qué lo que se negó a firmar en septiembre es hoy válido y rectifique en su campaña de desprestigio, que no ha beneficiado en nada a los intereses del conjunto de los trabajadores del Sector que todos defendemos, llegando animar a la sociedad a no consumir productos fabricados en España. El tiempo, felizmente, pone a cada uno en su sitio, y viene a demostrar que las medias verdades tienen las patas muy cortas, y al final lo que les importa a los trabajadores y las trabajadoras es lo que se negocia y defiende con hechos.