La Federación pide a los empresarios que actúen con responsabilidad y advierte que denunciará a quienes se aprovechen de la alerta sanitaria para aplicar medidas traumáticas

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT reclama al Gobierno de Pedro Sánchez que adopte las medidas sociolaborales necesarias para que ningún trabajador o trabajadora sea excluido de las ayudas excepcionales que tiene previsto articular en el consejo de ministros de mañana al objeto de proteger a asalariados, autónomos o desempleados de las consecuencias de la crisis provocada por el COVID-19.

UGT-FICA considera que las medidas que apruebe mañana el Gobierno llegan tarde y que deberían haberse activado desde el mismo momento en que declaró el Estado de Alarma para evitar consecuencias negativas irreversibles para las empresas y el empleo, además de garantizar una protección adecuada a los trabajadores afectados. Consideramos fundamental que el gobierno progresista de Pedro Sánchez atienda las necesidades de todos los trabajadores y trabajadoras consensuándolas con los agentes sociales y no deje en la estacada a ninguno en estos momentos excepcionales para la salud pública y la economía del país.

A este respecto, desde la Federación insistimos en que se facilite a los trabajadores y trabajadoras afectados por ERTEs u otras medidas temporales el acceso a la protección por desempleo sin exigir periodo de carencia. Es necesario proteger a los y las trabajadoras que no hayan alcanzado la cotización suficiente para acceder al subsidio de desempleo, garantizado su acceso al subsidio durante este periodo.

Al mismo tiempo reclamamos una vez más que a los trabajadores y trabajadoras afectados por ERTEs que consuman su prestación en este periodo se les ponga el “contador a cero” de forma que no se les compute a la hora de acceder a futuras prestaciones por desempleo.

Creemos imprescindible que, en esta situación de excepcionalidad en la que nos encontramos, trabajadores y empresarios den ejemplo de responsabilidad y compromiso, cumpliendo a rajatabla con los protocolos de actuación acordados para los centros de trabajo a fin de evitar la expansión del COVID-19 y de ofrecer el mejor servicio a la ciudadanía.

A este respecto, las empresas deben garantizar que las plantillas que trabajan durante estos días para asegurar que los suministros lleguen a la población lo hagan en las mejores condiciones de seguridad en sus centros de trabajo, facilitando los medios de prevención necesarios (mascarillas, guantes, etc..) para evitar que puedan resultar afectados por el coronavirus. Es fundamental que la Inspección de Trabajo actúe contra aquellos empresarios que traten de aprovechar esta coyuntura para explotar a sus plantillas con jornadas laborales excesivas y sin adoptar las medidas preventivas mínimas, sobre todo en sectores como el agrícola, en el que las medidas de control son más difíciles de aplicar y donde los trabajadores vienen siendo objeto de abuso y explotación laboral.

Consideramos fundamental que las empresas preservar la salud de los trabajadores y trabajadoras empleados en la cadena de suministros básicos para la ciudadanía en sectores como el agrario, agroalimentario, energético, químico, farmacéutico, etc…

Desde UGT-FICA insistimos en la necesidad de que se cumplan los protocolos sanitarios y advertimos que vamos a mantenernos vigilantes para exigir su cumplimiento en las industrias consideradas vitales para la población en este periodo de excepcionalidad.